Volver

Cáritas celebra su XXI Esforca para reforzar su trabajo en la Diócesis

Imagen para Cáritas celebra su XXI Esforca para reforzar su trabajo en la Diócesis

Cáritas Diocesana de Huelva ha celebrado la XXI edición de su Escuela de Formación (ESFORCA) que este año se ha presentado bajo el lema Al servicio en la desigualdad, la exclusión y la pobreza. En dicho encuentro han participado en torno a 150 voluntarios provenientes de las Cáritas Parroquiales de  la provincia de Huelva y de los centros y proyectos Diocesanos de Exclusión, párrocos, directivos y técnicos de la institución. Todos los asistentes han recibido una gran acogida en el Seminario Diocesano por parte de su rector y los seminaristas, que como en todas las ediciones anteriores se han volcado con los asistentes.

El ESFORCA se inició con el saludo y oración del obispo de Huelva, D. Jose Vilaplana, que participó y acompañó a los participantes durante toda la primera parte. Posteriormente, la directora de Cáritas Diocesana de Huelva, Pilar Vizcaíno, introdujo al objetivo de la escuela dando la bienvenida al presidente de Cáritas Española, Manuel Breton, que fue el encargado de realizar la ponencia central de la escuela.

Reconociendo y agradeciendo la labor de la Cáritas Diocesana de Huelva, Bretón apuntó entre otros retos las dificultades que presenta la realidad hoy, y compartió un mensaje en positivo, dando valor  al  enorme capital humano del voluntariado de Cáritas y las dosis de ilusión que se reflejan en la solidaridad y en las iniciativas que se llevan adelante. Con el Evangelio y con el Modelo de Acción Social nos ponemos delante de los  nuevos retos en este nuevo imaginario social en el que hay una naturalización de la pobreza y la idea de que ya paso la crisis, imaginario al que es imperativo saber  situarse, con un reto de comunicación que nos lleve a seguir atendiendo las realidades de desigualdad, tener presente la situación de quienes lo siguen pasando mal, inclusive haciéndose más  crónico en algunos colectivos.  Es tiempo de intentos y nos corresponde preguntarnos cuál es nuestro papel para no perdernos en nuestra misión en esta realidad más compleja, con más incertidumbre que necesita miradas nuevas y respuesta nuevas. “Seguir soñando con transmitir ilusión de manera que creamos que este mundo puede ser distinto y nos corresponde dar claves concretas para poderlo conseguir”, apuntó Bretón.

Puedes ver la ponencia completa pinchando en este enlace.

Los talleres para trabajar estas reflexiones estaban coordinados por el vicario para el Testimonio de la Fe, José Antonio Omist, y Pilar Vizcaíno pusieron a los asistentes en claves de trabajo y reflexión sobre las Cáritas y el voluntariado que se necesitan para mejorar el servicio en la desigualdad, la exclusión y la pobreza.

Las claves de los talleres permitirán elaborar un plan formativo especial para el voluntariado de Cáritas en la Diócesis. Si no hay una construcción comunitaria e identificación con un marco común, nuestra tarea no la podremos asumir, por eso esta Escuela no termina, se prolongará en acciones concretas formativas participadas en las Coordinadoras, los centros y proyectos. La formación cada vez se hace más necesaria, debe acompañar nuestra tarea  y como nos exhortaba nuestro obispo en la apertura de este curso pastoral nos ponemos en camino   “creando oportunidades de encuentro y acompañamiento, privilegiando acciones que generen dinamismos nuevos”.