Volver

Cáritas clausura el curso de cajera y reponedora en Moguer

Imagen para Cáritas clausura el curso de cajera y reponedora en Moguer

Cáritas Diocesana de Huelva ha clausurado el curso de cajera y reponedora de supermercado que ha desarrollado durante estos últimos meses en la localidad onubense de Moguer. Por él han pasado nueve mujeres, de entre 17 y 52 años, seis de las cuales han terminado el proceso completo. Todas las participantes del grupo son personas en riesgo de exclusión social (víctimas de violencia de género, problemas económicos o situaciones familiares complejas) que han encontrado en este curso una forma de superar estas situaciones.

Esta acción ha contado con el apoyo y dedicación de todo el equipo de la Cáritas Parroquial de Moguer.

El objetivo general de este curso que acaba de concluir ha sido la mejora de calidad de vida de las participantes. Esto se traduce en la empleabilidad, es decir, su inserción en el mercado laboral.

Por un lado, se ha trabajado el crecimiento personal de cada una de ellas, la toma de conciencia de dónde están y hacia dónde quieren llegar con un compromiso personal claro, el autoconocimiento, la autoestima, el empoderamiento o toma de decisiones. Como dicen los tutores del curso, "descubrir la heroína que cada una lleva dentro y aprender a traspasarlo fuera del aula".

Por otro lado, el aprendizaje de una profesión como es la de cajera-reponedora, donde las alumnas han estudiado la teoría para luego ponerla en práctica en centros de trabajo (supermercados).

Otro objetivo importante ha sido la formación de un grupo autónomo, donde pudieran apoyarse las unas a las otras, a modo de ayuda mutua, donde el aprendizaje y el crecimiento ha sido mucho más fácil, un espacio para ellas, fuera de la dinámica de su día a día.

Otros ejes importante han sido la igualdad de género, el conocimiento de los recursos, sociales y culturales, la animación a la lectura y a seguir estudiando, las habilidades sociales y profesionales, conocimientos informáticos, orientación laboral, sensibilización medioambiental y movimiento expresivo entre otros.

Durante el curso también las participantes han recibido talleres formativos sobre expresión corporal, educación financiera, perspectiva de género, informática, orientación laboral e información de recursos del Servicio Andaluz de Empleo.

Una de las acciones más importantes ha sido el tiempo de prácticas en supermercados que han tenido que realizar como parte de la formación. Esta labor práctica ha sido dura, ya que muchas hacía mucho tiempo que no trabajaban, pero muy gratificante, ya que han empezado un proceso que terminará con estas seis heroínas trabajando.

Una de las participantes, como resumen del curso, ha explicado qué ha supuesto para ella esta acción formativa. Se resume de la siguiente forma:

Yo quiero hacer hincapié en la importancia de estos cursos para mujeres con problemas o riesgo de exclusión social. Todo está supeditado al terreno laboral; cuando una mujer separada con o sin hijos a cargo le es imposible encontrar trabajo lo primero que pierde es su casa por no poder pagar el alquiler o la hipoteca, la luz, el agua, el gas, ni siquiera la alimentación adecuada. Es ahí cuando la mujer va perdiendo autoestima, confianza e incluso en algunos casos hasta la dignidad.

Estos límites y barreras son de origen muy diverso y van más allá de la carencia de ingresos, pues incluso estando la persona en una situación de extrema pobreza puede no padecer exclusión social, si bien es probable que esté en riesgo de padecerla.

Los factores son el desempleo, la violencia de género, la discapacidad o la separación y/o divorcio. Por eso, el trabajo remunerado no sólo es la principal fuente de ingresos para comprar los servicios, sino que también es la fuente de identidad de la persona y el sentimiento de autoestima.

Por esto es importante que sigáis impartiendo estos cursos, principalmente para darles a las mujeres herramientas para salir adelante y, por lo tanto, confianza, autoestima, respeto y dignidad.

Gracias por habernos dado esta oportunidad, no sabemos qué pasará en un futuro, pero de lo que sí estoy segura es de que este curso nos ha ayudado principalmente a valorarnos.