Cáritas Parroquial de Paterna del Campo y Granito de Arena elaboran jabones naturales

BLOQUE 4. CONECTÁNDONOS CON SABERES Y TRADICIONES ANCESTRALES

“Reciclar y reutilizar es un acto de amor hacia nuestra Casa Común”

Conscientes y preocupados por los grandes problemas que se generan por la contaminación, desde el sencillo gesto de no tirar el aceite y reutilizarlo para elaborar jabón, el Granito de Arena de Paterna del Campo viene elaborando este producto desde hace muchos años y con el dinero de la venta se cubren necesidades de personas y familias en situación de precariedad y pobreza, tanto a nivel local, como apoyo a Manos Unidas y comunidades del Perú.

Este grupo parroquial está conformado por mujeres catequistas y de Cáritas Parroquial de Paterna del Campo, ejemplo de iniciativa, dinamizadoras e integradoras de  fe y vida en el pueblo.

«Los cristianos, en particular, descubren que su cometido dentro de la creación, así como sus deberes con la naturaleza y el Creador, forman parte de su fe». Laudato Si

“La acción de elaborar un jabón a partir de la reutilización del aceite doméstico que usamos en nuestras cocinas, es un gesto de cuidado directo a la naturaleza. Este jabón es un producto sostenible, útil y  económico y con beneficios para el cuidado de piel, de las prendas o suelos, sin depredar o agredir los ríos, el mar y la cadena de la vida; pero los beneficios van más allá,   la ayuda a personas con escasos recursos de aquí y de comunidades de países del sur conectan recurso, saberes, sueños… El esfuerzo de las mujeres en el Granito de Arena, es un testimonio de mujeres cuidadoras e integradoras de valores tan necesarios y urgentes hoy. En pequeñas acciones comunitarias se cultiva y se transmite amistad, solidaridad, resiliencia, porque “todo está conectado”.

Cáritas Parroquial de Escacena del Campo y Granito de Arena diseñan bolsas de tela

BLOQUE 4. CONECTÁNDONOS CON SABERES Y TRADICIONES ANCESTRALES

Cuando compartimos la propuesta del Encuentro de Mundo Rural en la Coordinadora del Condado Oriental, rápidamente el equipo de Cáritas Escacena del campo comprendió la idea de participar con acciones de Ecología integral, acciones e iniciativas que favorecieran el cuidado, el reciclaje, a reutilización y la sensibilización sobre el cuidado  de la casa común.

En este caso la confección de Bolsas para la compra realizadas a partir de  la reutilización de telas por parte de Grupo Granito de Arena ha salido adelante y aquí os presentamos un vídeo que han realizado para el #EncuentroDeMundoRural.

Granito de Arena es un grupo de apoyo parroquial y de iniciativas solidarias que desde la confección, aportan su saber elaborando productos artesanales y los fondos de sus ventas van directamente a ayudar a personas en situación de necesidad. Llevan más de 15 años cosiendo y aportando su granito para alcanzar objetivos más grandes.

La reutilización de bolsas de tela evita el uso de plásticos y otros materiales contaminantes que son un atentado contra la naturaleza. Promover gestos y acciones pequeñas de cuidado de la Casa Común son un hábito que debemos promover desde casa, las catequesis, los colegios e institutos y la comunidad en general.

Las bolsas se pueden comprar y encargar en la Tienda de Cáritas o comunicarse con la Cáritas de Escacena o el Granito de Arena en la parroquia .

¡Muchas gracias!

La Parroquia Nuestra Señora del Carmen nos enseña a preparar una mermelada ecológica

BLOQUE 4. CONECTÁNDONOS CON SABERES Y TRADICIONES ANCESTRALES

Los voluntarios y voluntarias de esta parroquia han querido sumarse al Encuentro de Mundo Rural realizando una mermelada y un batido de fresa y arándanos de manera artesanal. Para ello han utilizado productos autóctonos y ecológicos de nuestra zona.

Con esta acción han querido poner en valor el potencial de nuestra comarca, que sigue creciendo gracias al trabajo y la dignidad de las personas.

Pinchando aquí puedes ver el vídeo.

El Voluntariado Joven de Cáritas Huelva se acerca a las recetas tradicionales

BLOQUE 4. CONECTÁNDONOS CON SABERES Y TRADICIONES ANCESTRALES

BLOQUE 3. CONECTADOS CON LAS PERSONAS Y LA COMUNIDAD

La calle y el vecindario del pueblo y las personas como abuelas, vecinos y vecinas tienen nombre propio con toda una biografía que forma y sostiene las redes comunitarias por donde fluye la solidaridad, el compartir de bienes, pero también de saberes.

“Las orejas de aba”, son un dulce de la zona del condado onubense, en concreto Escacena del Campo. Es un dulce tradicional de la época de cuaresma, la receta ha ido pasando de generación en generación y no se conoce muy bien el origen.

Cristina Narváez, voluntaria joven, recuerda el olor de las orejas de aba con mucha alegría, ya que la compartía con su hermano, sus primos o sus amigos. Para ella, «este encuentro ha sido la oportunidad de pedirle a la abuela Manuela, su receta; y que ella la volviera hacer. Las habilidades y conocimiento son su mejor legado y ojalá podamos seguir transmitiendo este saber oral a través de este delicioso y suave dulce que utiliza muchos productos naturales. Además de seguir compartiendo, pues hacer orejas de aba o cualquier dulce para mi abuela era un momento de compartir, de darle a todo el mundo, a las mujeres de la calle», nos cuenta.

Las cocinas siempre han sido un espacio de encuentro, de compartir, de relaciones, donde se teje la vida familiar de transmisión de valores. Podemos decir que todo lo recibido allí es lo que nos permite crecer en las relaciones, en la solidaridad, en compartir la vida con todos sus matices más allá de la familia, porque trasciende a la vida de la calle, el barrio, el pueblo, los territorios. Además de permanecer como figura protagonista una mujer trabajadora del mundo rural, que sigue enriqueciendo con sus saberes.

Cáritas Parroquial Cristo Sacerdote nos enseña cómo hacer una mermelada de pimientos artesanal

BLOQUE 4. CONECTÁNDONOS CON SABERES Y TRADICIONES ANCESTRALES

En concreto, Mari Trini, Carmen y Trini, una de sus nietas, voluntarias de Cristo Sacerdote, se han sumado al encuentro de Mundo Rural preparando una mermelada casera de pimientos. Con este acto, se suman al Bloque 4: Conectándonos con saberes y tradiciones ancestrales. Con esta acción ponen en valor la importancia de compartir las recetas para que no se pierdan de generación en generación, además, para realizarla han usado alimentos de nuestra rica tierra.

¡No te lo pierdas!

Cáritas Parroquial Puebla de Guzmán se suma al encuentro con una experiencia ganadera

BLOQUE 1. CONEXIÓN CON LA NATURALEZA

BLOQUE 4. CONECTÁNDONOS CON SABERES ANCESTRALES Y TRADICIONALES

En concreto, la voluntaria de la Cáritas Parroquial Peña López junto con su padre se han sumado a nuestro encuentro realizando una actividad que consiste en el destete escalonado de los borregos de sus madres, con el objetivo de engordar a dichos borregos para su posterior traslado al cebadero y venta. Por las mañanas se recogen de una cerca a los borregos y madres que han dormido juntos por la noche y se procede a “esperriar” los borregos con la ayuda de una vara de adelfa y el sonido característico que se oye del ganadero. Las madres vuelven a la cerca de donde salieron y los borregos se cuelan en un corral a través de unas vallas por donde únicamente entran ellos. Al finalizar el día los borregos vuelven con sus madres para pasar la noche.

Según Peña, «esta actividad está en conexión con la casa común ya que la ganadería, al formar parte de sector primario, sector de la economía a través del cual se obtiene la materia prima es la base para el crecimiento de toda la población, utilizando las herramientas más rudimentarias para el correcto funcionamiento, siempre teniendo en cuenta la evolución que ha tenido la vida e intentando darle el sentido más simple pero a la vez más natural y auténtico. Es la vida natural, la vida que hoy día también parece que se valora más que en otros tiempos, posiblemente por eso mismo por darle valía a lo simple y a lo legítimo».